Un implante dental es un dispositivo de titanio que se inserta en el hueso, para reemplazar una o más raíces dentales. Se fabrica en titanio, debido a que es un material altamente biocompatible y el rechazo o las alergias al mismo son poco frecuentes. El implantólogo después de haber realizado un análisis del historial médico del paciente puede elegir la forma y el tamaño del implante que considere más adecuado en función del tipo de intervención que se vaya a realizar. FMD, de hecho, ofrece una amplia gama de productos y soluciones protésicas para facilitar el trabajo de los profesionales y ampliar las opciones terapéuticas para el paciente.

Keep in touch