El implante dental es la solución definitiva moderna para diferentes tipos de problemas de pérdida de dentadura, parcial o total, para la sustitución de uno o más dientes. Los riesgos potenciales asociados con los tratamientos de implantes son evaluados por el implantólogo, que informa al paciente acerca de las prácticas adecuadas para la gestión del tratamiento de implantología. Una correcta higiene bucal y revisiones regulares de su dentista son esenciales para favorecer el éxito del tratamiento con implantes. No hay límite de edad para el tratamiento con implantes, incluso pacientes de edad muy avanzada pueden someterse a la terapia de implantes; su dentista habitual evaluará las limitaciones de los factores de riesgo de cada paciente. Los riesgos de perder un implante son relativamente limitados y el titanio, gracias a su biocompatibilidad característica, ofrece serias garantías desde el punto de vista de la osteointegración (enraizamiento del implante en el hueso). La tasa de éxito (ratio de supervivencia) de los implantes dentales es, actualmente, muy alta; los implantes FMD han alcanzado una alta fiabilidad, confirmada por importantes estudios científicos (véase: publicaciones científicas) que demuestran una tasa de éxito de los implantes FMD del 99,23{375dc2bd9fc503914ce27bdf34d1c688f65b881a5966508a75c0ad0f0009efc3} en 15 años de follow-up.

Implants inserted in different sites: analysis of 390 fixtures
European Journal of Inflammation – Vol. 10, N° 2 (s) 1-5 (2012)

S. Fanali, M. A. Lopez, M. Andreasi Bassi, L. Confalone, G. Elia, D. Pedreira De Oliveira, F. Carinci.

Keep in touch